Colores pintura plástica

La pintura plástica es la más usada en el mundo de la decoración interior. En el mercado hay multitud de colores de este tipo de pintura, y estos aceptan una amplia gama de contrastes. Realmente son prácticamente más de tres mil colores distintos, que se dice pronto. ¿Piensa en más de 1000 pintalabios diferentes? ¿O tres mil corbatas diferentes, cada una con su estampado y su color concreto? Esto, por supuesto, abre la puerta miles de posibilidades para decorar cocinas o dejar cualquier otra habitación del hogar perfecta.

Los tonos de pintura plástica cuentan con diferentes acabados, pudiendo ser mate, satinado o un acabado brillante. Desde nuestro blog hemos podido hablar con Pintores Madrid 10, una empresa de expertos de la pintura de la comunidad de Madrid. Estos profesionales nos han despejado un montón de dudas que teníamos sobre de la pintura plástica y sus diferentes usos. Vamos a ver que nos dicen.  Por cierto puedes visitar esta web de pintores.

Características de la pintura plástica:

– Aplicación muy sencilla.

– Seca extremadamente rápido

– Cubre perfectamente la superficie.

– Antes hemos comentado que existe un amplio abanico de colores de pintura plástica. Entre estos están los mates, los brillantes y los acabados en satinado.

– No desprenden un fuerte olor, lo que se traduce en noticia excelente para las estancias habitadas.

– Resiste al agua: Es fácil de limpiar. Solo tienes que utilizar agua y jabón neutro. Es resistente a si lo frotas.

Por todas estas razones, la pintura plástica es perfecta para paredes con alta exposición al agua o a la humedad, ya sean lavabos, garajes, entre muchos otros.

Tipos de pintura plástica:

– Sintéticas: Estos son los más habituales. Son fáciles de limpiar  y de aplicarse.

– Acrílicas y vinílicas: Aplicación muy sencilla y con un secado rápido, son limpias, no desprenden olores nocivos que puedan producir intoxicaciones y no son inflamables. Cuando estén completamente secas, pueden cambiar ligeramente de color, y si se trata de las de tipo vinilo, la pared pintada con colores de pintura plástica acaba brillante.

La acrílica es más impermeable, por este motivo puede ser expuesta más a la humedad y mejor usarla para exteriores. Es idónea para exteriores, fachadas, techos, etc., dado que son muy resistentes a los agentes externos del clima, como el sol, el aire o la lluvia. Por esta razón, cuentan con una enorme capacidad de combinar pigmentos, por lo que la oferta de pintura acrílica en cuanto a colores se refiere es muy amplia.

La ventaja de la pintura vinílica, es que es más flexible y se consiguen acabados satinados de mucha más calidad.

Recomendaciones para aplicar la pintura plástica:

Se puede aplicar sobre el cemento o también en el yeso. No obstante, también existe la posibilidad de aplicarla sobre paredes más porosas –usando una imprimación primero- como el ladrillo o la piedra. Una de sus grandes ventajas es que brinda una gran versatilidad cuando hablamos de decoración de paredes. Así pues, este tipo de pintura nunca debes usarla para pintar el mobiliario de madera porque hinchan la superficie de los muebles y el acabado no es bueno.

También hay una serie de pinturas que cuentan con antimoho, para tratar de evitar su formación y la de los hongos en superficies con tendencia a la humedad.

 

Para finalizar, todas las pinturas plásticas son muy ligeras. Como son de una densidad baja, se recomienda aplicar en la misma capa un sellador. De esta forma se evita que la pared absorba la pintura y que su color sea más fuerte.

Esperamos que te haya gustado este post sobre pintura plástica que nos han contado estos pintores de Madrid. Si necesitas un presupuesto de pintura, visita su sitio web.