Juegos para que los niños aprendan mientras se divierten

Cuando más joven eres tus capacidades para aprender son mayores y es por eso que muchos profesionales ya indican que los padres tienen la necesidad de planificar un sistema para que los niños puedan crecer, aprender y divertirse de una forma adecuada, sana y sin la necesidad de presionarlos.

En este sentido, existen una gran variedad de actividades que ayudan a los niños a ejercitar su cerebro mientras se lo están pasando bien jugando. Algunos de estos métodos consisten en actividades físicas combinándolas con juegos de palabras o de razonamiento. Éstas mismas son las que en general se intentan aplicar en las escuelas o actividades extraescolares, pero al llegar a casa son muy difíciles de aplicar. Para este caso, existen otro tipo de actividades mucho más relajadas pero igualmente efectivas a la hora de ejercitar su mente al mismo tiempo que se divierten como es el caso de recortar las letras, donde se aprende la forma de las letras y ayuda a recordarlas, números para pintar, que ayuda a conocer los números, o los típicos juegos de laberintos donde los niños juegan mientras ejercen la memoria y la concentración.

Una de las principales recomendaciones que nos dan los expertos en este tema es la de no forzar a los niños a jugar con estos juegos y presentarlos de una forma divertida con la que aprender y conocer conceptos nuevos y que les ayudará en su progresión académica, ser más creativos y mejorar tres puntos de vistas esenciales en los más pequeños; crecimiento social, emocional y cognitivo.

Las matemáticas suelen ser una de las asignaturas pendientes para muchos padres, pero gracias a las nuevas tecnologías, existen una gran variedad de juegos online y aplicaciones con las que los niños pueden aprender el valor y significado de los números al mismo tiempo que juegan con ellos ya sea con animales, colores u otro tipo de objetos. Dichos juegos se han desarrollado pensando en el desarrollo mental de los niños por lo que tienen, en ocasiones, un uso académico en algunos centros educativos.

Los juegos educativos basados o pensados para ejercitar la memoria, como pueden ser los típicos juegos de encontrar las parejas, suelen ser muy efectivo para ejercitar la memoria al mismo tiempo que se pueden aprender colores, animales u otro tipo de objetos cotidianos.