Cómo mejorar la calidad del trabajo con los EPIs

El alto número de incidentes que cada día sufren todo tipo de personas en sus respectivos puestos de trabajo ha llevado a que en los últimos años se haya intensificado la necesidad de mejorar la seguridad de los trabajadores y las condiciones para ejercer su profesión.

Son muchos los trabajos que son un auténtico riesgo para la salud y para la seguridad, y que en muchos casos no cuentan con las medidas de seguridad necesarias. Aquí es donde entran en juego los EPIs: equipos de protección en alturas, protección de los pies, de la cabeza, de las manos o del todo el cuerpo en general.

Este tipo de equipos pueden aumentar la seguridad de los trabajadores y conseguir que trabajen en unas condiciones mucho mejores a las que tenían en un primer momento. Pero no hay que confundirse entre EPIs y ropa laboral, ya que aunque mucha gente cree que se trata de lo mismo, lo cierto es que existen diversas diferencias:

Diferencias entre los EPIs y la ropa laboral

Aunque ambos tienen su importancia y cumplen con un papel fundamental, lo cierto es que los equipos de protección individual y la ropa laboral son diferentes entre sí.

Al hablar de ropa laboral estamos hablando por ejemplo de las batas o los guantes que utilizan los médicos, que además de formar parte de su atuendo, también cumplen una función fundamental a la hora de prevenir posibles enfermedades o infecciones.

Por otro lado, los EPIs son artículos diseñados específicamente para aumentar la seguridad sobre un aspecto determinado, como puede ser un casco para un obrero, cuya función es protegerle de cualquier desprendimiento, o las máscaras para los soldadores, que protegen sus rostros de las chispas que salen al realizar su trabajo.

En cualquier caso, todos los empleados, siempre que sea necesaria su utilización y cuando así lo marque el puesto de trabajo que desempeñan, deberían contar con un equipamiento adecuado en su día a día, ya sea ropa laboral o un equipo de protección individual. Las opciones en ambos casos son innumerables, cumpliendo con un papel indispensable tanto a nivel estético como de seguridad.

De modo que ya lo sabes, asegúrate de que estés perfectamente protegido en tu puesto de trabajo y que tu seguridad no está en riesgo mientras desempeñas tu función, y de lo contrario, hazte con el equipamiento adecuado para que puedas trabajar sin correr ningún tipo de riesgo.