Tratamiento natural de la depresión durante el embarazo

La depresión durante el embarazo, al igual que sucede con otras formas de trastornos depresivos como las depresiones endogenas, es un trastorno que debe ser atendido.

Hay que recordar que la mujer que pasa por esto, está trayendo una nueva vida al mundo, sin embargo, tal y como sucede con otros trastornos depresivos se puede superar la depresión durante el embarazo con la ayuda de profesionales capacitados.

Y en gran parte evitar todos los problemas que este tipo de depresión puede ocasionar.

El embarazo es un período en la vida de una mujer en el que se producen varios cambios internos y externos.

Hay una vida, una persona totalmente nueva que crece dentro de la mujer y cuando esta persona nace, él o ella será totalmente indefensa y dependiente de la madre.

Para algunas mujeres, esto es una fuente de alegría y de emoción, ya  que anticipan la responsabilidad de la maternidad, sobre cuando es la primera vez que se da a luz, pero hay otros casos en los que se puede transformar en una fuente de angustia y depresión, y a esto es lo que se denomina “depresión durante el embarazo”.

Aunque la depresión durante el embarazo puede ser provocada por el embarazo y factores asociados al mismo, también puede ser el resultado de un estado anterior de otras formas de depresión, es decir que la mujer puede estar deprimida con anterioridad a quedar embarazada, y en este caso la situación debe ser abordada de una manera diferente.

En este sentido hay que tener siempre presente que cuando una mujer está embarazada hay una vida dentro de ella y por lo tanto, se debe tener un cuidado especial con respecto a cualquier medicamente que se ingiera para tratar la depresión, ya que todo lo que se ingiere tiene la tendencia de llegar al torrente sanguíneo del bebé.

Por ello es que muchas mujeres que se sienten deprimidas durante el embarazo tienen temor de exponer a sus bebés a los numerosos efectos secundarios de los medicamentos para tratar la depresión.

Por suerte existen algunas alternativas para el tratamiento de la depresión durante el embarazo, como las siguientes:

-Realizar ejercicio físico: esto ayuda mucho a mejorar tanto el estado anímico como la salud física, realizar ejercicio leve o moderado, como caminar o andar en bicicleta, tres veces por semana durante 30 minutos o una hora será una excelente manera de comenzar a combatir naturalmente los síntomas de la depresión durante el embarazo.

-Tener una dieta equilibrada y natural: el sabio de la antigüedad, y padre de la medicina, Hipócrates decía: “Que tu comida sea tu medicina y tu medicina sea tu comida…”

Tanto para la salud de la madre como del bebé una dieta sana y balanceada, que incluya mucha fruta y verdura, será excelente para mejorar la salud física lo que seguramente repercutirá tanto emocionalmente como anímicamente.