El valor de la prueba del polígrafo

prueba-del-poligrafo

La prueba del polígrafo es muy conocida por su drama, pero ¿son realmente útiles? En muchos casos, la respuesta es sí, si usted sigue algunos puntos importantes y elige un examinador calificado y profesional.  Aquí te contamos como encontrar un buen examinador para su prueba.

 

La referencia más cercana en el tiempo que encontramos en detectar el engaño utilizando la ciencia, son los rituales de antiguos hindús, donde se decía que un mentiroso demostraría uno o más de los siguientes comportamientos:

  • La negativa a responder preguntas
  • Respuestas absurdas
  • Respuestas evasivas
  • Nerviosismo
  • Rubor
  • Tratar de todos los medios posibles para ser perdonado
  • Acusar a otros
  • Atacar al acusador

Hoy, los examinadores del polígrafo se centran en medidas biométricas para identificar cuando alguien no está diciendo la verdad. Hay un mínimo de tres puntos que necesitaremos medir con el polígrafo (pneumograph, que mide la respiración; cardiógrafo, que mide el ritmo cardíaco; y respuesta galvánica de la piel). Estos tres deber ir siempre juntos, tienen una tasa de precisión comprobada del 90% en determinar si una persona, miente o dice la verdad.

Pautas para realizar la prueba del polígrafo

1. La prueba del polígrafo no está muy regulada. Para encontrar un buen examinador, debemos ver si es miembro de la Asociación de polígrafo americano, la Asociación Nacional de polígrafo o similares organizaciones estatales. En España encontramos una de las poligrafistas más conocidas, Conchita Perez, en su página web encontrarás sus certificados y diplomas.

2. El examen del polígrafo debe ser presencial, desconfía de aquellas empresas que los hacen online, la mayoría de herramientas para este tipo de exámenes han sido desacreditadas por varios estudios.

3. Aquellas personas y artículos que cuentan como poder engañar al polígrafo terminan reforzando la ciencia, ya que al final acaban viendo la precisión de la prueba del polígrafo, al no poder engañarlo.

4.La prueba del polígrafo lleva desde la década de 1920 cosechando éxitos, incluso ha conseguido la aceptación del polígrafo en el sistema judicial de algunos países. Si una persona es inocente y está dispuesto a realizar la prueba, puede someterse a las preguntas del poligrafista realizadas comprobar su veracidad.

Como puedes comprobar la prueba es totalmente veraz,  siempre y cuando sigas nuestras pautas para encontrar un buen examinador.