¿Cómo deshacerte de la celulitis?

La celulitis o piel de naranja son hoyuelos que aparecen normalmente en la zona de los muslos, aunque también pueden crearse en otras partes del cuerpo, debido al cúmulo de grasa que se genera en esas zonas.

 

Se estima que más del 85% de las mujeres de más de 21 años tienen celulitis, pero pocos son los hombres que sufren este problema.

 

Estos huecos de la piel se crean cuando el tejido adiposo empuja al tejido conectivo, formando así pequeños hoyos que muchas veces nos resultan poco estéticos. Es más común que aparezca en los muslos ya que es la zona del cuerpo en la que se acumula más tejido graso, pero hay otros factores que intervienen en su aparición:

 

  • Edad
  • Peso
  • Antecedentes familiares
  • Inflamación del tejido
  • Pérdida de colágeno
  • Problemas de circulación
  • Problemas en el drenaje linfático
  • Piel muy fina

 

Tener celulitis puede resultar frustrante, pero a nivel de salud no supone ningún problema para nuestro cuerpo. Es el ámbito estético el que hace que queramos deshacernos de ella.

 

Existen remedios caseros y ejercicios que prometen la desaparición de la celulitis, pero la clave está en saber qué es lo que realmente funciona dependiendo de cada piel.

 

Remedios para eliminar la celulitis

 

Masajes

 

Los masajes son un remedio prometedor que pueden hacerse en casa o con la ayuda de un profesional. Tienen multitud de beneficios, tanto para el cuerpo como para la mente, y en el proceso pueden servir para deshacernos de la molesta celulitis.

 

La clave está en que los masajes ayudan a mejorar el drenaje linfático y a estirar el tejido de tu piel haciendo que la celulitis se reduzca.

 

Las cremas para masajes ofrecen los mismos beneficios, pero la clave está en el proceso: puedes echarte crema o un aceite reafirmante y masajear la piel hasta su total absorción.

 

Ten en cuenta que un solo masaje no va a hacer que tu celulitis desaparezca, para empezar a notar los resultados debes introducir estos masajes en tu rutina diaria.

Beber más agua

 

Esta es otra de las opciones que pueden ayudar a que tu celulitis se reduzca. No solo te mantendrás hidratada, sino que eliminarás toxinas acumuladas y limpiarás tu sistema linfático.

 

Posible pérdida de peso

 

Perder peso también es un factor que ayuda a reducir la celulitis, pero únicamente para personas que realmente tienen sobrepeso (indicado por un especialista).

 

No hagas esto si estás en tu peso normal, ya que un exceso de pérdida de peso también puede favorecer el desarrollo de estrías.

 

Si quieres perder peso debes llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio con regularidad. Aquí te traemos algunos de los ejercicios más recomendados.

 

Ejercicios que te pueden ayudar a perder celulitis

 

Los ejercicios para piernas y glúteos pueden ayudar a tensar la piel de la zona de los muslos. Con ellos notarás una reducción de la celulitis debido a que los músculos se fortalecen y la piel se vuelve más tersa.

 

En lugar de centrarte en un solo ejercicio, busca una rutina que combine ejercicios aeróbicos con otros de fuerza. De esta manera, perderás peso con los aeróbicos y ganarás musculatura y tersidad con los de fuerza.

 

Algunos ejercicios aeróbicos para quemar grasa:

 

  • Ciclismo
  • Baile
  • Senderismo
  • Running
  • Natación
  • Paseos

 

La clave está en encontrar la actividad que más te guste y hacerla con frecuencia.

 

Si nunca has realizado ejercicio, consulta la idea con tu médico antes de empezar.

 

Un cambio de rutina es una apuesta segura

 

Desafortunadamente no hay forma de prevenir la celulitis ya que se trata de un problema muy común y que se incrementa con el paso de los años.

 

Ya que no puedes controlar tu edad, lo que puedes hacer es realizar algunos cambios en tu estilo de vida que te ayuden a reducir parcialmente la celulitis de tus piernas y muslos.

 

Importante: los resultados ofrecidos por estos remedios no son permanentes, debes introducirlos en tu rutina diaria y ser constante para reducir de forma visible la celulitis de tus piernas y muslos.