La cirugía estética, un campo minado por las negligencias

Los abogados negligencias medicas, como los de Atlas Abogados, cada vez reciben más casos relacionados con la especialidad en cirugía estética. Es una de las especialidades que encabeza la lista de más casos de negligencias en el mundo.

¿De qué hablamos cuando hablamos de cirugía  estética? Nos sometemos a este tipo de cirugía cuando pretendemos realizar mejoras en las estructuras normales de nuestro cuerpo para mejorar el  atractivo ola autoestima. Esta especialidad surgió de la necesidad de reparar el daño ocasionado en pacientes que habían sufrido accidentes de tráfico, accidentes, problemas congénitos, tumores, problemas relacionados  con el desarrollo y el crecimiento…

Pero con el paso del tiempo la sociedad fue demandando el uso de estas operaciones como una mejora noya de daños sino como una forma de perseguir alcanzar el “ideal estético”. Cada vez se operaba más gente para alcanzar una talla de busto concreta, reducir centímetros o empequeñecer su nariz. Con la  fuerte demanda en este sector también surgieron “médicos” no especializados que prometían esas mejoras con un precio muy competitivo. La desinformación, la mala praxis y la tendencia en querer ahorrar el máximo fueron una mala mezcla.

Muchas operaciones de estética han dejado peores resultados  que incluso el estado anterior a la operación, mucha gente ha tenido que  volver a pasar por el quirófano con el riesgo que ello conlleva. Sin contar con las negligencias medicas que han llevado al fallecimiento del paciente.

Por eso, si estás pensando en hacerte una operación de estética te recomendamos  que sigas los siguientes puntos:

1. Sométete a la operación siempre en un Hospital o una clínica reconocida que  disponga de quirófano. Tendrás que comprobar que  dicha clínica disponga de las autorizaciones correspondientes de la consejería de sanidad de la Comunidad Autónoma a la que pertenezca.

2. Una vez elegida tendremos que informarnos acerca del CV de nuestro cirujano, asegurándonos debidamente de que cuente con estudios en esa especialidad y de que disponga de una amplia experiencia en este tipo de operaciones.

3. Olvídate de acudir a centros de belleza o similares que ofrecen este tipo de operaciones. siempre tendrá que tratarnos un médico especialista en cirugía plástica, reparadora y estética. Aunque la operación pueda resultar más cara y el proceso más lento nos aseguraremos de que cumplen todos los requisitos legales y de sanidad. No ya solo ponemos en riesgo el resultado en manos de alguien no cualificado  si no nuestra propia vida.

4. Antes de firmar cualquier documento nos aseguraremos de que lo hemos leído en detalle y de que hemos comprendido todo el documento.  Si tenemos la más mínima duda preguntaremos hasta que esta quede totalmente aclarada. Así nos evitamos el riesgo de firmar documentos en los que el cirujano y el equipo médico quedan exentos de cualquier responsabilidad si la intervención sale mal.

5. Si te has sometido a una operación estética o has visto algo irregular durante el procedimiento siempre recurre al consejo de un abogado para negligencias medicas.

6. Desconfía de aquellos sitios que  requieren un pago  total de la operación antes de la misma. Lo normal es pagar una parte al principio y otra al finalizar la intervención. Solicita siempre una copia tanto  del contrato como las facturas de todos los pagos que  has realizado hasta la  fecha.

7.  Tomate tu tiempo para consultar a varios especialistas, además de comparar precios podrás informarte sobre diferentes técnicas. Así podrás elegir el resultado que mejor te convenga.

8. Presta especial  atención a los presupuestos, estos tienen que venir desglosados y cerrados. Los gastos de la clínica, los materiales de la intervención, todo ello bien apuntado. Además  de esto tienen que darte un informe detallado  y completo de lo que va a ser tu intervención, además de incluir las fotografías del antes y el después de esta.

9. En la entrevista el cirujano plástico deberá informarse detalladamente de todo lo que necesita saber acerca de tus antecedentes médicos, además de informar al paciente de todos los riesgos que supone esta.

No te atrevas a hacer algo arriesgado sin consultar primero con los expertos. Los abogados negligencias medicas te informará debidamente sobre todo lo que necesitas saber y pondrán los recursos que hagan falta para subsanar los posibles daños, si se ha cometido una negligencia.