Saber el funcionamiento de un desguace

desguaceseu(2)

Los desguaces hoy en día ya no son conocidos como tal sino como Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos. Como podemos ver ya tienen un nombre. Ya no son considerados antros de chatarra, donde se pudrían los coches almacenados. Y es que al realizar una gran labor con los vehículos desechados a día de hoy son mucho mejores vistos que antes. Y es que sin pensarlo podemos encontrar en ellos cualquier pieza o recambio en buen estado y a un precio más que exquisito, por lo que la labor de estos centros creo que está muy subestimada.

Y es que si lo que queremos es dejar nuestro vehículo en un desguace coches lo podemos hacer de dos maneras: bien el dueño del taller se hace cargo mandando una grúa suya o bien lo podemos llevar nosotros. El cualquier caso si lo deseamos el mismo desguace puede darle a nuestro coche de baja en las oficinas de la Dirección General de Tráfico, sin molestia alguna para nosotros. Y una vez realizados los trámites necesarios y oportunos dentro del desguace se empieza con el procedimiento de descontaminación del vehículo, Donde se quitan todos los filtros y líquidos que tiene el vehículo gases, ruedas defectuosas incluso la batería.

De tal manera dejan al coche limpio y hacen un gran favor al medio ambiente. De esa manera se recicla el coche poniendo cada cosa en su lugar correspondiente. Llega el momento de la exanimación de todas las piezas para saber la que se puede volver a utilizar o las que por el contrario han resultado en mal estado y no se puede volver a utilizar. De esa manera las piezas que valen llega el momento de catalogarlas y de etiquetarlas. De manera que cuando los avisen de que necesitan alguna pieza puedan encontrarla sin ningún problema.

La gente que quiere comprar alguna pieza tan solo deberán ponerse en contacto con el desguace decirles la pieza que es, y en menos de veinticuatro cuarenta y ocho horas tendrá la pieza en su domicilio, desde luego sin ningún problema. Y qué decir de las partes de hierro que no se pueden utilizar, pues automáticamente se destruyen en una destructora de metal. Como podemos ver la labor de los desguaces es verdaderamente encomiable, ya que su trabajo creo que no está lo suficientemente valorado. Ya que se trata de un trabajo muy minucioso que requiere de verdaderos profesionales.